Escribir para Internet

Escribir para Internet

Escribir para Internet es todo un arte y no se parece en nada a lo que pueden enseñar en carreras como comunicación social, periodismo, publicidad o mercadeo, pues los hábitos de las personas y el medio hacen que sea una tarea diferente.

Hay 3 puntos comunes a tener en cuenta cuando se escribe para Internet:

  1. Tener un objetivo claro: Parece evidente pero quienes escriben para Internet suelen pasar por alto preguntarse qué desean. Generar tráfico a tu blog, que las personas compartan tu publicación, que te encuentren en buscadores, que den clic y compren, todo esto plantea que debes pensar las características de ese escrito.
  2. Ponerse en el lugar de los lectores: Eso se llama empatía. Al pensar en quién va a leer la publicación, se debe conocer a quién se habla. Además, ponerte en el lugar del lector da la oportunidad de entender cómo puede tomar el escrito. Si eres empático y logras que las personas se identifiquen, no solo te leerán sino que te compartirán.
  3. Menos es más: Nadie se queja cuando algo es concreto. En Internet las personas están saltando de un medio a otro y tienen ventanas abiertas con diferente información, es por eso que es importante resumir. Si crees que no puedes resumir más y que el texto es perfecto, no te engañes: siempre se puede mejorar. Veamos algunos consejos específicos según el medio. Emails: el límite del smartphone La mayoría de correos son leídos en teléfonos móviles, no en los computadores que se escriben. Existe una regla de oro: un correo debe leerse sin necesidad de hacer scroll. Si necesitas bajar o devolverte no es efectivo. Ten en cuenta estos 3 aspectos:
  • El cuerpo: 3 párrafos cortos o 2 párrafos normales, que son alrededor de 105 palabras deben ser suficientes para decir tu mensaje.
  • El subject: en general debe ser de máximo 8 palabras o 70 caracteres. Los subjects cortos son los más efectivos.
  • El remitente: puedes generar empatía a partir de modificar la persona que envía el correo. Pero hay que tener cuidado con los cambios seguidos, pues puede parecer spam.

Twitter y Facebook: cómo se ven en las plataformas: Las redes sociales son lugares únicos y diferentes, porque además de que también son leídos en los teléfonos móviles, depende de cómo se ven en las aplicaciones, en las que además las personas están viendo un flujo continuo de información. Es por eso que cuando se escribe para redes sociales se debe pensar en:

  • La longitud: aunque Twitter tiene una limitación de 140 caracteres, los tuits más exitosos son aquellos que tienen 100 o menos. En Facebook debes tener en cuenta que después de dar algunos saltos de línea, aparecerá el botón de ver más o ‘see more’ lo que romperá tu texto y la mayoría de gente no lo leerá.
  • Las imágenes: la mayoría de personas tienden a compartir las publicaciones con imágenes o infografías, que te permiten tener texto adicional y si utilizas los colores adecuados puedes romper el scroll y llamar la atención del lector. Solo se debe tener cuidado con el texto que acompaña la imagen, pues debe servir como abrebocas.

Blog posts: la importancia de los títulos Esta es una de las labores más difíciles de escribir para Internet y la mayoría de las personas no tienen éxito. Algunas soluciones:

  • Probar: en medios como el Huffington Post prueban diferentes títulos en diferentes horarios y con diferentes audiencias. Probar qué genera más clics o shares te ayudará a identificar qué llama la atención de las personas.
  • Usar palabras clave: el uso de keywords ayuda a traer personas y aparecer en buscadores, pero debes hablar como un humano. Herramientas como Google Trends ayudan a descubrir esas palabras clave y a entender cómo hablan en determinados lugares o qué está sucediendo en la industria.

Un último consejo, quizá el más importante: hay que escribir todos los días. Leer es importante, pero para aprender a escribir solamente hay que escribir. Social Media no cuenta, escribir artículos y hasta libros es una forma en que la escritura mejorará y se llegará a un nivel profesional. Como bien dicen: la práctica hace al maestro.

About the Author

Leave a Reply