El primer bug de la historia

El primer bug de la historia

Los bugs o errores de código para los amigos, son aquellos fallos de importancia y tamaño indefinidos que están latentes en los códigos fuente de nuestros programas, software, webs y lo que se tercie, acechando y listos para aparecer en el momento, sin duda, menos oportuno. Un error que nunca se contempló a la hora de programar ese código y que sacará los colores de cualquier programador. Entendemos entonces por bug: un error o fallo de código.

En la era de los primeros computadores analógicos, en la época del lanzamiento del Mark III (el ordenador construido por la universidad de Harvard para estudio militar), Grace Hopper una ingeniera de computación y contraalmirante de la Marina de los Estados Unidos (ahí es nada para los años 40) encontró, el 9 de septiembre de 1947, el primer bug de la historia de la informática (que se haya sabido y/o documentado).

Veamos que había encontrado:

Parece ser que había algún tipo de problema que impedía el correcto funcionamiento de la monstruosa máquina de computar datos, concretamente en el relé #70 del panel F, encontró el “bug” y es que, literalmente, se trataba de un “bicho”. Una pequeña polilla se había colado en el relé haciendo que este no hiciese, correctamente, contacto e impidiendo su funcionamiento.

Lo más divertido y curioso de la historia es que, concienzudamente, se documentó el libro de registro de actividad del ordenador con el comentario: «First actual case of bug being found» (primer caso real de bug encontrado), con cuerpo inerte de la polilla pegada al informe.

Facebook Comments

Leave a Reply