Evita errores en el Emaling

Evita errores en el Emaling

A la hora de encarar una campaña de E-mail marketing, numerosos son los errores que cometemos casi de forma natural. Por eso, en esta nota te enseñaremos cuáles son los más comunes y cómo evitarlos ¿Listo? Vamos al grano con ellos:

  • El from de tu campaña no es familiar: No utilices mails engorrosos y sospechosos como from de tus campañas, utiliza mails simples, como un nombre y un apellido o el nombre de tu empresa, por ejemplo: tu.empresa@dominio.com.
  • Emplear puntuación excesiva: No coloques numerosos signos de puntuación en el contenido del mail y en el subject, esto genera sospechas en los usuarios que, seguramente, no abrirán tu mail porque lo relacionarán directamente con spam.
  • Usar demasiada información: La estructura del mensaje es también muy importante, por eso, no des por hecho que el mensaje será leído en su totalidad (que a menudo no lo es). Es aquí donde tienes que pensar que los receptores deben entender completamente el Qué, Cómo y Dónde en la primera parte del mensaje. Se lo más conciso y claro posible, antes de ofrecer más información.
  • No tener en cuenta el peso de las imágenes: Si empleas imágenes asegúrate de que no sean muy pesadas y estén optimizadas para este tipo de mensajes. De lo contrario, puede ser que tus imágenes tarden demasiado en abrir y que esto provoque que tus mails no sean leídos o que, al abrirlos y no encontrar el contenido, sean ignorados.
  • No estar optimizado para teléfonos móviles: La gran mayoría de tu audencia abrirá su casilla de mails desde el móvil, mientras se está transportando de un lugar a otro. Por esta simple razón, si tu mail no está optimizado seguramente perderás una gran taza de lectura y de clicks en los enlaces. Un mensaje lanzado rápidamente juntos será inmediatamente reconocido como tal por muchos de sus destinatarios. El riesgo es que el mensaje puede incluso no ser legible en algunos clientes de correo electrónico (por ejemplo, debido a la forma fondos se manejan).
  • Subjets largos: Dar a conocer el contenido de tu mail es lo más importante ¿No? ¿Entonces por qué poner asuntos tan largos y engorrosos? Utiliza subjects atractivos, concisos, precisos, atraelos y no los aburras. Tampoco los engañes, tienes que crear asuntos que sean coherentes con el mensaje.
  • Base de datos no autorizada: Un de los errores más comunes en el e-mail marketing es el de enviar campañas a bases en las que no hemos tenido la aprobación de nuestros receptores o, ni siquiera, formamos parte de sus intereses por conocimiento. Si envías estas campañas y los usuarios te reconocen como spam, dejarán de leer tus mails y esto afectará a la reputación de la marca. Entonces ¿Hasta que punto la masividad no termina siendo contraproducente? Las campañas de marketing más pequeñas, responsables y bien organizadas traerán un retorno de la inversión más duradero en el tiempo.
  • No realizar pruebas: Este error puede salir muy caro. Siempre que planees una campaña prueba enviando el mail (antes de enviarlo a toda la base elegida) a tu casilla y a la de tus compañeros de equipo. De esta forma podrás saber si las imágenes cargan bien, los hipervínculos funcionan y no hay errores en el texto. Chequea cada pieza que vayas a enviar. A menudo nos damos cuenta de errores demasiado tarde. Además, tener en cuenta este punto nos puede ayudar a observar si abre en correos de hotmail, gmail, outloock, yahoo, etc.
  • No analizar los datos post envío: Ya has hecho el envío y han pasado 24 hs. ¡Es hora de que analices los datos! Un error muy común es no medir ni analizar los resultados del envío. Ten en cuenta la tasa de apertura, los clicks en los enlaces y en los call to actions. Estos te permitirán evaluar la calidad de tu contenido y la eficacia de tus enlaces. También debes evaluar la tasa de entrega y de rebotes, de esta forma podrás reconocer la calidad de tu base de datos e ir puliéndola.
Facebook Comments

Leave a Reply